tarjeta

‘mutantes y cía’. lorenzo saval

Cualquier ser que no pueda soportar un cambio no debe existir porque sin cambios la vida no podría evolucionar.

El arte al igual que la literatura de ficción está lleno de mutantes, seres que han cambiado su información genética y su apariencia para convertirse en otra cosa.

Quizás los mutantes en el arte no sean tan visibles ni reconocidos como aquellos que se elevan por los aires con poderes excepcionales en el cine de ficción, pero  tienen otros misterios que merecen ser revelados y el collage y elensamblaje han sido su mejor medio de expresión.

Mutantes & Cía es una pequeña muestra de la factoría en la que trabajo desde hace años. En esos hangares de la imaginación donde uno intenta construir otros universos están intercambiando información infinidad de cosas.  Objetos y criaturas del pasado sufren mutaciones constantemente para llegar a un futuro donde puedan ser otra vez reconocidos. Todos tienen sus códigos de conducta definidos en técnicas y materiales, algunos están recortados, otros dibujados, pintados o modelados. Lo demás es genética.